Archivos para la categoría: antimilitarismo

Al-Jazeera English reporta que la patrulla fronteriza de los Estados Unidos ha estado matando a Mexicanos en su propio país, disparando sus armas a través de la frontera. Sigue una traducción del artículo que he hecho deprisa:

Matanzas trans-fronterizas

En Octubre de 2012, un agente de la Patrulla Fronteriza Estadounidense disparó su arma por el cerco de 7 metros que separa Nogales, Arizona de Nogales, Mexico y mató a un joven Mexicano desarmado de 16 años de edad, pasando 10 balas por su cuerpo.

Este no fue un caso único por un agente corrupto, más bien era el más reciente de una serie de disparos trans-fronterizos que provocan preguntas importantes sobre el control y responsabilidad de la Patrulla Fronteriza. En los últimos tres años, agentes de la patrulla fronteriza han matado a seis Mexicanos en su propia tierra, disparando a través de la linea para amenazar y herir aun más.

Un hombre recibió una bala mientras almorzaba con su familia en las orillas del Río Grande. Un joven de 15 años de edad fue pegado entre los ojos por una bala presuntamente por aventar piedras.

No se han traido acción disciplinaria ni cargos criminales contra los policías fronterizos en ninguno de estos casos, y las cortes estadounidenses han rechazado denuncios hechos por las familias de las víctimas, alegando que los ciudadanos Mexicanos no tienen las mismas protecciones constitucionales como los ciudadanos estadounidenses, dando a los agentes la libertad de actuar impunemente.

Visto en Facebook:

terroristadefinida

No sé quién es el autor original, pero probablemente es mejor así; seguramente los Estados Unidos lo considerarían terrorista también, por haber hecho esta imagen…

Alyssa Peterson

Spc. Alyssa Peterson. Foto del Daily Kos blog.

Alyssa Peterson, una ex-misionera con talento para los idiomas, acababa de recibir su diploma en sicología. No tuvo ninguna razón para dudar lo que sus padres, los medios de comunicación, y hasta los líderes en la iglesia siempre estaban diciendo: que su país, los Estados Unidos, estaba trayendo democracia al mundo y liberando los pueblos oprimidos. En un momento difícil para su nación, decidió hacer lo que parecía algo muy honorable: se juntó con el ejército. La joven soldado estudiaba árabe en preparación para trabajar como intérprete y interrogadora de prisioneros.

Mientras tanto, dos otros miembros de la iglesia también trabajaban para el gobierno estadounidense. Bruce Jessen era sicólogo, y estaba diseñando unos nuevos métodos de interrogación para la CIA. Esos métodos incluyeron la tortura de los prisioneros. Jay Bybee, abogado para la procuraduría general firmó unos documentos autorizando el uso del programa de tortura diseñado por Jessen con los prisoneros de la guerra contra el terrorismo.

Alyssa aprendió árabe sin ningún problema y el ejército la mandó a Tel Afar en el Medio Oriente. Amaba la gente de allá y le encantaba platicar con los encarcelados. A veces sus supervisores la regañaban por tener demasiado compasión para con los prisioneros. Durante su despliegue en Irak, llegaron las instrucciones para el nuevo programa de tortura. Ella inmediatemente se dio cuenta que lo que les pedían hacer fue malo, y rehusó participar en el programa. Hizo una denuncia con sus supervisores, pero en vez de escucharla, la castigaron.

No pudo creer que su país, que ella siempre pensaba honorable y una luz para el mundo, haría algo tan horrible. Probablemente pensaba en su religión también. ¿No le habían dicho en la iglesia que tenían que orar para los soldados, porque estaban también haciendo el trabajo del Señor al proteger la nación que El levantó? Los líderes de la iglesia no pudieron haberse equivocados: Son inspirados por Dios. Y Dios no haría tal cosa, ¿o sí? De repente su mundo ya no tenía sentido; las cosas no eran tan sencillas como siempre pensaba.

Los otros soldados se burlaban de ella. Sus supervisores le asignaron a prevención de suicidios, pero irónicamente, en la capacitación para esos deberes, aprendió escapar de su dilema. Se suicidó. Alyssa Peterson, una joven soldado que rehusó torturar a prisioneros y denunció el programa, pero no podía cambiar el mundo tan perverso, decidió también rehusar ser parte de ello. Prefirió morir en vez de traicionar su conciencia. Es un honor pertenecer a la misma iglesia como Alyssa.

A los villanos les fue mejor. Jay Bybee fue recompensado por su autorización del programa de tortura con un puesto como juez federal. Bruce Jessen fue llamado como obispo de su barrio en Spokane, WA, aunque renunció una semana después cuando pareció que iba a causar un escándalo para la iglesia.

También Jesucristo murió por su simpatía para con los inicuos y rechazados del mundo mientras los que apoyaron el gobierno disfrutaban de los beneficios del poder. Ellos, según Jesús, fueron los verdaderos inicuos.

La historia de Alyssa Peterson se publicó en el diario The Salt Lake Tribune, y también Ron Madson hizo mención de ella en el blog del Mormon Worker (versión inglés).

En las DyC (sección 121)  el Señor condena el injusto dominio.  También en la Perla de Gran Precio se puede leer que el malvado lucifer se echa de la sociedad celestial por pretender establecer un sistema de injusto dominio.

También las escrituras modernas justifican el establecerse leyes para proteger las sociedades terrenales contra atentados en forma de injusto dominio, porque tales atentados hacen violencia al albedrío de las almas de los hijos de los hombres.

Entonces es importante entender en que consiste el injusto dominio y saber donde se concentran los poderes de injusto dominio en la actualidad.

Les invito a Uds. lectores a contribuir sus ideas sobre este tema.

por Sangre Gorda 

Gráfico de Antonio Alonso para El País Gráficos

Un interesante artículo del mismo periódico en que se publicó este gráfico indica que Sudamérica lidera el rearme mundial, al ser el bloque cuya inversión en armamento ha sufrido el mayor aumento, aunque sigue siendo EEUU el mayor inversor armamentístico del mundo con un 42% del gasto militar mundial (eso sí, para seguridad social no tienen, pero para bombas de racimo, por lo visto, les sobra).

No recuerdo haber oído nada sobre esto en la última Conferencia General, pero tampoco esperaba oirlo. Sin embargo sí recuerdo que todos los que hablaron del plan de bienestar hicieron un enorme énfasis en que el plan de bienestar es el orden revelado por el Señor para cuidar de los pobres, supongo que más de un conservador se agarrará a este cable para apoyar sus opiniones en cuanto a la eliminación de programas sociales. O César o nada.

Además el otro día veía un documental sobre la venta de armas, y se daba el caso de un fabricante de armas belga que se lo pensaba antes de venderle armas a Gadafi (documental hecho antes de las revueltas en Libia). Sin embargo hace unas semanas me encontré con que los mercenarios contratados por el Coronel decían que se les pagaba en dinero, sí, pero que también les daban liberalmente drogas y Viagra, junto con la consigna de entrar en Bengasi matando a los hombres y violando a las mujeres.

La Viagra como arma de guerra. Me pregunto si la firma que la comercializa pondrá algún reparo a vender lotes masivos de esta “arma” a dictadores o países en conflicto bélico. Supongo que si Gadafi está en condiciones de dar Viagra como si fueran lacasitos (m&m’s) será porque el pedido solicitado ha sido lo suficientemente grande como para, al menos, que alguien se hiciera alguna pregunta ¿no?.

En fin, no me queda más que esperar que se cumpla lo que profetizan las escrituras de Isaías 2:4, Joel 3:10, Miqueas 4:3, 2 Nefi 12:14  “y forjarán sus espadas en rejas de arado”